miércoles, 3 de febrero de 2016

Coca de boquerones y pimientos


Hoy os traigo una de esas recetas que en cuanto la he hecho me he preguntado "Y por qué he tardado tantoooooooooooooooo?". Está riquisima, deliciosa, estupenda, maravillosa..........también es verdad que a mi me encantan las recetas de este tipo de masa, o parecida como la empanada, la pizza, la quiche...en fin, que estaba claro que me iba a gustar.

Pero con lo fácil que es, sigo preguntándome por qué no la he hecho antes. Ahora que por fin me animé gracias a mi amiga Noemí, de Todocooking, que me llevó de pinche a una showcooking y la hizo como degustación, creo que la repetiré muchas más veces.
Con la masa me sale una que ocupa justo la bandeja de horno. Yo hice una parte del relleno que os enseño hoy y la otra parte de otra cosa que no me gustó mucho. El sofrito de la base es fundamental para que el sabor envuelva a toda la coca. 



Ingredientes:
Para la masa:

  •  300 grs de harina
  • 100 ml de aceite de oliva suave
  • 125 grs de cerveza
  •  Sal
Relleno:

  • 1 cebolla
  •  1 pimiento verde
  •  Boquerones fresco
  •  Pimiento rojo asado
  •  1 cebolla frita o caramelizada
  • Tomate frito casero
Para la masa, ponemos en un bol la cerveza (templada) y el aceite y vamos añadiendo la harina con la sal poco a poco. Mezclamos con una cuchara y terminamos con las manos. No hace falta mucho porque se mezcla muy bien. Tenemos que conseguir una masa compacta, lisa, que no se pegue a las manos. Tapamos con un trapo y dejamos reposar media hora.
Para el relleno, ponemos 1 cebolla a pochar cortada en juliana junto con el pimiento verde. Cuando esté pochada añadimos tomate frito (mejor casero) al gusto. Quitamos del fuego y dejamos templar.
Extendemos la masa sobre un papel de hornear. Alisamos con el rodillo para que quede bien fina y damos la forma de la bandeja donde vayamos a hornearla. Colocamos la masa con el papel debajo en la bandeja y ponemos el relleno encima.

Primero el sofrito de cebolla, pimiento verde y tomate encima. Después los boquerones frescos bien limpios, el pimiento rojo asado en tiras y la cebolla frita o caramelizada. Yo esta última la preparo cortándola en láminas muy finas y poniendo a fuego muy bajo durante unos 10-15 minutos. Hay que darle vueltas de vez en cuando porque al llevar poco aceite se puede quemar. Con el agua que suelta y ese toque dulzón queda estupenda sin necesidad de añadir azúcar.

Una vez tenemos montada la coca la metemos en el horno previamente precalentado a 180ºC durante unos 30 minutos, hasta que esté dorada. Yo los últimos 10 he subido la bandeja un poco.
Sacamos y dejamos enfriar, o no. Se puede comer fría, caliente o de un día para otro.



Espero que os haya gustado 
Leire

miércoles, 20 de enero de 2016

Pasta fresca negra con salsa de almejas


Hoy día 20 es día de Desafío en la cocina y como cada mes una de nuestras desafiadoras, en esta ocasión Rocío, nos lo ponen difícil. Pero cuanto más difícil más nos gusta jajaja, porque es todo un reto y para los que nos gusta cocinar, como a mi, estos retos te ayudan a crecer en esta gran mundo de la cocina.

La Pasta fresca ha sido todo un descubrimiento. Pensé que sería más difícil pero no  y aunque hay que darle al rodillo, resulta muy gratificante el resultado. Me he decantado por hacerla con tinta de calamar y quería hacer una salsa acorde  pero al final cambié de idea y la hice con lo que tenía por la nevera (bueno las almejas estaban en el congelador).

Ingredientes:
  • 100 grs de harina de fuerza
  • 1 huevo
  • 1 pizca de sal
  • 1 bolsita de tinta de calamar
Pongo estos ingredientes porque son las proporciones básicas, 1 huevo por cada 100 grs de harina y una pizca de sal.

Yo he utilizado harina de fuerza tal y como recomendaba Cristina en su blog Kanela y Limón.

Empezamos mezclando los ingredientes hasta conseguir una masa bien moldeable. Se puede hacer  a mano o con robot de cocina. Envolvemos en film y dejamos a temperatura ambiente durante media hora.

Ponemos harina en la encimera y empezamos a alisar con el rodillo. Lo pasamos una y otra vez y una tercera y una cuarta.....y así hasta que esté muy muy delgada, cuanto más mejor. Y cuando creas que está lo suficientemente delgada, vuelve a pasar el rodillo un par de veces más.

Ahora le damos la forma que nos guste. En mi caso envolví la masa en un rollito y fui cortándola. Estiré cada rollito y lo "tendí" en una percha para que se secara. Más o menos la tuve una hora o así. 

Finalmente la cocemos en mucha agua con sal durante 5 minutos y lista para poner la salsa

Para la salsa:
  • Almejas
  • Nata líquida
  • Pimiento verde
  • Pimienta negra
  • Cebolla caramelizada 

En una sartén ponemos a pochar el pimiento verde en tiras. Una vez coja color, añadimos las almejas. Cuando se abran añadimos un chorrito de nata líquida, sal, pimienta y la cebolla cortada en trocitos. Mezclamos bien y la echamos sobre la pasta que tendremos ya preparada en un plato

Me ha gustado mucho, y la preparé más veces seguro. Ya os contaré
Aqui podréis ver las recetas de mis compañeras, seguro que hay mucho color y mucho sabor


Espero que os haya gustado

Leire

lunes, 4 de enero de 2016

Turrón de chocolate y almendras


Llegamos un mes más con una receta navideña, como no podía ser de otra manera: este rico Turrón de almendras, muy propio para estas fechas


Ingredientes:
  • 200 grs de chocolate de postres (sin leche)
  • 50 grs de chocolate blanco
  • 40 grs de manteca de cerdo
  • 100 grs de almendras crudas

Lo primero que haremos es tostar las almendras. Os daré un consejo: tostar de sobra porque os comeréis la mitad antes de meterlas en el turrón. Las ponemos en una placa de horno con papel debajo y hornearemos durante 5-7 minutos en el horno a 170ºC. 

Mientras se enfrían las almendras, derretimos los dos chocolates al baño maría. Cuando esté casi derretido, añadimos la manteca y mezclamos bien.

Retiramos del fuego y dejamos templar unos 5-10 minutos. Echamos en un molde de turrón, en un brick de leche cortado y bien lavado o en un molde de silicona. Añadimos las almendras, bien repartidas, y dejamos enfriar, primero a temperatura ambiente, y después en la nevera mínimo 3 horas.

Yo lo hice con una mezcla de chocolates pero aquí no hay reglas, al gusto del cocinero.


Lo mismo digo para las almendras, combinación perfecta si, pero no única. El famoso arroz inflado, unos cereales de otro tipo, kikos, avellanas, conguitos, lacasitos, pasas..............Lo mejor es hacer varios y que cada uno elija.

 Este de aquí abajo, es de bolitas de chocolate con cereales.



Espero que os haya gustado

Leire


lunes, 28 de diciembre de 2015

Magdalenas "cascanueces" de calabaza y cacao


Hoy tenemos una receta riquísima y muy simpática. De la mano del reto Una galleta, un cuento, el Cascanueces es el protagonista de este mes. 
Al estar en diciembre, tenemos una sesión especial Navidad, y este cuento ha sido el elegido por mayoría.
A mi sólo me venia a la cabeza nueces nueces y más nueves así que , si de nueces va la receta claro

Ingredientes:
  • 300 grs de puré de calabaza
  • 270 grs de harina
  • 30 grs de cacao puro en polvo
  • 250 grs de azúcar
  • 80 ml de aceite suave
  • 2 huevos
  • 1 sobre de levadura
  • 1 buen puñado de nueces

Primero encendemos el horno a 180ºC para que se vaya calentando
 
Para el puré de calabaza. la pelamos, partimos y metemos al microondas durante unos 10-12 minutos. El punto lo marca la textura, que esté bien blandita. Luego batimos bien y pesamos para tener los 300 grs.

Batimos los huevos con el azúcar hasta obtener una masa cremosa. Añadimos la calabaza y el aceite. Y finalmente la harina tamizada junto con el cacao y la levadura.

Rellenamos las cápsulas de las magdalenas y repartimos las nueces picadas sobre ellas.Horneamos a 180ºC durante unos 15 minutos.

Estas magdalenas están realmente esponjosas. La calabaza les da una textura que me encanta y el cacao hace que suban mucho y queden realmente bonitas


Espero que os haya gustado

Leire



domingo, 20 de diciembre de 2015

Macarons de chocolate


Todo un desafío en la cocina hemos tenido este mes. Las desafiadoras de La cocina de Camilni nos lo han puesto muy pero que muy difícil pero lo hemos conseguido y aquí tenemos los Macarons, con buen pie, buena textura y lo más importante, buen sabor. 

La receta que he seguido, es la del blog de webos fritos, que lo explica estupendamente. Os lo recomiendo porque tiene un paso a paso fantástico. Aunque algún que otro vídeo también me he tenido que ver. Me salieron a la primera, cosa rara, pero el color que eligió mi hija no cuajó. Un morado-violeta que no quedó nada bien. Así que los hice de nuevo y esta vez, no quise errores, los de chocolate no fallan.

Ingredientes:
  • 110 g de almendra en polvo
  • 225 g de azúcar glas
  • 25 g de cacao en polvo sin azúcar
  • 120 g de claras de huevo
  • 50 g de azúcar blanquilla

Estas son las cantidades totales. Yo hice un tercio porque era lo que tenia de azúcar glas en ese momento.

Encendemos el horno a 150ºC. 

1. Cogemos la almendra y la trituramos más aún con un robot de cocina. Añadimos el azúcar glas y el cacao y lo dejamos lo más fino posible. Echamos la mezcla en un papel de horno y metemos en el horno que estará precalentado durante 5 minutos Sacamos y dejamos enfriar.

Mientras hacemos la plantilla de los macarons. Yo cogí un papel de horno y dibujé círculos con un celo de los de colegio, unos 3 centímetros de diámetro. Lo ponemos en una bandeja de horno con el dibujo hacia abajo. Si no se transparenta, ponemos papel de cocina debajo y así se verán bien los círculos.

Una vez fría la mezcla de almendras, cacao y azúcar tenemos que tamizarla dos veces para evitar que queden grumos.

2. En un bol, montamos las claras a punto de merengue. Cuando estén casi montadas, añadimos el azúcar blanquilla. Tenemos que conseguir un merengue firme, consistente.

3. Mezclaremos el merengue con la almendra de manera suave, con movimientos hacia dentro. Encontrar el punto es clave para que salgan bien. No deben de quedar demasiado densos ni demasiado líquidos. Cuanto más mezclemos, más líquida quedará.

4. Una vez tenemos el punto, lo metemos en una manga pastelera con boquilla redonda del número 6. Ahora viene la vena artista. Debemos rellenar los círculos de la plantilla sin llegar a llenarla del todo ya que durante el secado se expanden.  Una vez tenemos todos, hay que dejarlos secar hasta que toquemos con el dedo y no se pegue nada de masa. Yo aproveché que el horno estaba algo caliente y metí al masa dentro, ya apagado hace rato, y dejando la puerta entreabierta. Tardó solo una hora. Pero ojo, que a veces tardan hasta 12 horas. Depende de la temperatura y la humedad.

5. Encendemos el horno a 150ºC y cuando esté caliente metemos la bandeja durante 13 minutos. Aquí cada horno es un mundo y según he leído es complicado dar con el punto a la primera. Lo mejor es hacer con la misma masa varias bandejas, por si la primera no vale, ir viendos tiempos y temperatura.

Relleno:
  • Galletas trituradas
  • 150 grs de chocolate negro
  • 100 grs de nata

Los macarons tienen fama de venir con dos rellenos: unos que cubre el centro y otro que se pone en el borde. Yo para le primero, derretí 50 grs de chocolate negro y lo mezclé con galletas trituradas. El segundo es un ganache calentando la nata y el chocolate, mezclándolo y dejándolo enfriar.

El resultado es una delicia para le paladar. Crujiente por fuera y sabroso por dentro.
Como digo quizá me pasé de relleno. Esta foto es de uno que si lleva una buena proporción de relleno



 Para ver las bellezas (porque mira que son bonitos) de mis compañeros, podéis hacerlo aquí


Espero que os haya gustado.

Leire